www.travelmagazine.es

Viena, uno de los destinos estrellas en Navidad


  • Viena Schönbrunn Palm House


  • Viena Belvedere


  • Palacio Imperial De Hofburg


  • Palacio Imperial De Hofburg


  • Catedral


  • Belvedere Castillo


  • Café


  • centro ciudad


  • Palacio Belvedere

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La capital austriaca cuenta con numerosos monumentos imperiales y una gastronomía propia

Viena es una ciudad vibrante, conocida en el mundo entero como epicentro de la música clásica, cuna de compositores y de monarquías, que en conjunto la convierten en la metrópolis cultural de Centro Europa. Mapa Tours, touroperador con 25 años de experiencia en el sector, dispone de varias propuestas de viajes para conocer Viena, que se postula como uno de sus destinos más demandados.

La capital austriaca, además de estar repleta de numerosos atractivos turísticos, presume de contar con un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sin embargo, destaca notablemente la vertiente imperial de algunos lugares y edificios, siendo los principales reclamos de la ciudad.

Uno de sus puntos de interés es el Palacio Imperial de Hofburg, lugar desde donde gobernó la dinastía real de los Habsburgo durante más de siete siglos. El viajero puede recorrer sus lujosas dependencias y salas privadas, así como contemplar las grandes colecciones de obras artísticas que albergan sus paredes.

En el propio recorrido dentro del palacio se accede al Museo Sísí, dedicado a la figura de la Emperatriz Elisabeth de Baviera, quien se convirtió en todo un mito tanto dentro como fuera del país por su personalidad y su trágico final.

El impresionante Palacio de Schönbrunn –la residencia de verano de la familia real– es otro lugar de recomendada visita donde seguir observando el esplendor y la suntuosidad de la vida de los Habsburgo desde 1569. Por su parte, los extensos jardines de este palacio barroco son considerados como el “Versalles vienés” y cuenta con un laberinto y un invernadero de plantas exóticas.

Aquellos que quieran pasear plácidamente, pueden visitar el Palacio Belvedere, otra magnífica construcción rodeada de exuberantes jardines. Este complejo barroco se compone de dos edificios –Belvedere Superior e Inferior- que desempeñan la función de museos, albergando el arte nacional desde la Edad Media hasta la actualidad. El Superior cuenta con la mayor colección del mundo del pintor Gustav Klimt y las obras maestras de Schiele y Kokoschka, mientras que en Belvedere Inferior se pueden inspeccionar las estancias y salas de gala del príncipe Eugenio de Austria.

En cuanto a la parte más urbana de Viena, cuenta con numerosos museos en toda la ciudad de gran interés, presumiendo de contar con su propio Barrio de los Museos, uno de los complejos culturales más grandes del mundo. En este distrito se encuentran el Museo Leopold, el Museo de Arte Moderno (MUMOK), el pabellón Kunsthalle Wien o el Centro de Arquitectura de Viena, entre otros.

Asimismo, en relación a su faceta cultural, la música es otro de sus rasgos diferenciadores, siendo el género clásico el de mayor auge durante siglos. Actualmente es posible disfrutar de conciertos de cualquier estilo en múltiples salas y espacios de la ciudad, como el Musikverein o la Ópera Nacional, aunque predomina el interés por la clásica.

El Ayuntamiento de Viena también genera mucha fascinación entre turistas y locales, ya que se trata del edificio civil de estilo neogótico más importante de la metrópolis austriaca. Además de ser la sede de la alcaldía, centro de conferencias del senado y consejo municipal, alberga la Wienbibliothek, la biblioteca sobre Viena. La plaza situada delante del edificio es núcleo de numerosos eventos en verano y en invierno, como el famoso mercadillo de Adviento en Navidad o la pista de hielo instalada de enero a marzo.

Igualmente, la capital se distingue por poseer el parque de atracciones más antiguo del mundo, que bajo el nombre de Prater lleva activo desde 1897. De sus 250 atracciones destaca especialmente su centenaria noria de casi 65 metros de altura.

Por su parte, la gastronomía local brilla con luz propia. La conocida como “Cocina Vienesa” presenta exquisitos platos tradicionales salados y dulces entre los que sobresalen el “Wiener Schnitzel” –escalope de ternera empanado– y la famosa tarta de chocolate “Sacher”, creada en 1832.

Para visitar Viena, Mapa Tours cuenta con programas que incluyen visitas a otras ciudades europeas como el circuito de ocho días “Ciudades Imperiales”, desde 638 euros por persona, o el recorrido de ocho días “Austria y Baviera”, a partir de 1.051 euros. Todas las propuestas se pueden consultar en su catálogo de invierno y primavera publicado en la web del touroperador,
www.mapatours.com, y reservar solo en agencias de viajes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.